TIPOS DE PROTEÍNAS

¿Sabéis, que ajustar bien la cantidad de proteínas contenidas en la dieta de vuestra familia y de quienes entrenan deportivamente, son esenciales para crecer y conservar un cuerpo sano, músculos delineados y llenos de energía? Para vuestro conocimiento, las proteínas son macromoléculas desarrolladas por una sucesión de moléculas más chicas de nombre aminoácidos. Cuando coméis alimentos poseedores de proteínas, vuestro organismo las descompone y las fragmenta en aminoácidos, con los que el organismo, fabrica sus propias proteínas. Muchas de las moléculas que vuestro organismo contiene, tales como, enzimas, hormonas, anticuerpos, entre otros, son proteínas que vuestro cuerpo ha construido a partir de los aminoácidos. Ahora, existen distintos tipos de aminoácidos que vuestros cuerpos utilizan con finalidades distintas; algunos de ellos, vuestros cuerpos pueden sintetizarlos de manera endógena, sin embargo, existen 10 de los aminoácidos que vuestros cuerpos deben ingerirlo a través de la alimentación, esto, a que no pueden fabricarlos. Son los que reciben el nombre de aminoácidos esenciales.

Las proteínas fabricadas por vuestros organismos de acuerdo a los distintos aminoácidos, tienen funciones determinantes en vuestra salud y vuestro entrenamiento, de muchas y diversas formas, a saber:

Enzimas: Las enzimas, son en vuestros cuerpos catalizadores bioquímicos, necesarios en las reacciones fisiológicas de vuestros organismos, éstos, también son proteínas. También aceleran los procesos químicos al interior de vuestros organismos. De acuerdo a estudios científicos recientes y serios, aseguran que la cantidad y eficiencia de enzimas dentro de vuestros organismos, son factores determinantes para la vida.

Sistema inmunológico: Vuestros cuerpos son defendidos por proteínas en anticuerpos, cuando son atacados por agentes patógenos. Se trata de un compuesto construido entre una proteína y un glúcido de nombre glucoproteína.

Estructural: Las proteínas en vuestro organismo, sirven de armazón y base de vuestros tejidos y órganos; así mismo, son esenciales para la construcción y reparación de vuestros huesos y músculos, la piel, las uñas, los pulmones, vasos sanguíneos, entre otros.

Otros: Digamos que la lista de funciones que realizan las proteínas en vuestros cuerpos para asegurar la salud, la vida y la resistencia es muy larga. Tanto que, si averiguáis los componentes de las hormonas, insulina o la melatonina, te daréis cuenta que son proteínas. Aún más, algunas proteínas en vuestros cuerpos, permiten la contracción muscular, de la misma forma, permiten el correcto funcionamiento del sistema nervioso.    

La digestión de las proteínas se produce en el estómago, gracias a una enzima de nombre pepsina. Este trabajo, se hace con el apoyo del ácido clorhídrico que vuestras glándulas gástricas producen, acidificando el jugo gástrico, permitiendo la descomposición de las proteínas. Luego, en el intestino delgado, el páncreas produce otras enzimas que acaban de descomponerlas en aminoácidos dispuestos para ser absorbidos. Allí, las proteínas en forma de aminoácidos son absorbidas por las vellosidades intestinales para llegar hasta los capilares sanguíneos, y a su vez, a través de vuestros sistemas circulatorios, los aminoácidos llegarán a las células que los requieren para producir las diferentes tipologías de proteínas de vuestros organismos. Recordéis, que vuestro hígado es un órgano clave para fabricar nuevas proteínas.

Las proteínas de origen animal tienen un valioso precio biológico, es decir, aquellas que provienen de un ADN similar al de vuestros organismos, debido a que poseen una cantidad de aminoácidos muy parecida a la que vuestros organismos necesitan para construir sus propias proteínas. Pues bien, las proteínas incluidas en la carne animal, contienen todos los aminoácidos necesarios y en las cantidades acertadas. Sin embargo, existe una dificultad con la proteína animal; estas acidifican vuestros sistemas, trayendo como consecuencia trastornos en la salud.

Las proteínas vegetales son una extraordinaria fuente para proveer vuestros sistemas de los aminoácidos que necesitéis; sin embargo, no disponen de la cantidad necesaria en los porcentajes adecuados, inconveniente fácil de solucionar. Si cada día, en vuestras comidas principales, os aseguráis de consumir un plato que contenga 75% de algún cereal, tal como: arroz integral, sarraceno, mijo, avena, quínoa, entre otros, con un 25% de legumbres, a conocer: garbanzos, lentejas, entre otras, vuestros cuerpos recibirán la cantidad de aminoácidos que necesita para realizar sus funciones de una manera óptima. Por otro lado, debéis saber, que la proteína vegetal, no deja tantos residuos dañinos como la de origen animal.

Ahora, si vuestro interés es consumir más proteínas, carbohidratos y lípidos para tus rutinas de entrenamiento diarias, os aconsejamos utilizar polvos proteínicos, proteína en barra, batidos de proteína y numerosos tipos de suplementación con aminoácidos de alta calidad. Esto, a que la cantidad de proteína que os recomendamos está directamente relacionada con el tipo de ejercicio, su intensidad y frecuencia. Vuestros cuerpos necesitan el material proteínico en función de si es ejercicio de fuerza, resistencia o velocidad, y según el nivel de intensidad en que os practique.  

 

 

Write a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.