La Avena

La avena la podríamos calificar como el cereal que más concentración de vitaminas y minerales tiene. Además, cada grano es rico en proteínas grasas insaturadas y vitamina B.  Pero aún podríamos seguir aumentando la lista de propiedades beneficiosas ya que este cereal es bueno para la salud y puede ser ingerido por cualquiera.

Pero, ¿qué propiedades tiene?, ¿qué beneficios nos aporta?, ¿cómo podemos consumirla?, si quieres saber más sobre este preciado cereal te recomendamos que sigas leyendo.

10 beneficios de la avena

Gracias a la gran cantidad de aminoácidos que contiene favorece la depuración completa de las toxinas del organismo. La avena logra limpiar las paredes de las arterias limpiando la grasa que se acumula en ellas.

Gracias a los ácidos omega 3 y linoleicos ayuda a reducir el colesterol malo mejorando las actividades del corazón y el cerebro.

Ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre por lo que los diabéticos la añaden a sus platos.

Al contener yodo ayuda a que la glándula relacionada con los problemas de tiroides funcione correctamente

Ayuda en las digestiones ya que reduce los ácidos biliares facilitando el tránsito intestinal. Además, la avena es rica en hidratos de carbono de absorción lenta con lo que conseguimos sensación de saciedad durante más tiempo.

Si quieres mejorar tu salud ósea apuesta por este cereal ya que contiene los niveles óptimos de calcio para evitar la desmineralización que produce la osteoporosis.

Ayuda a reducir peso si se ingiere en ayunas o en el desayuna. Prueba a incluir la avena en tu vaso de leche desnatada, en un zumo o en un yogurt.

Gracias a las sustancias fotoquímicas, químicos de origen vegetal ayuda a prevenir el riesgo de cáncer.

La Vitamina B ayuda y mantiene correctamente el funcionamiento del sistema nervioso central.

Por último, destacaríamos como beneficio la gran fuente de energía que nos aporta ya que ayuda a que empecemos el día con más fuerza.

Cómo podemos consumir la avena

Puedes empezar el día añadiendo avena en tu desayuno. Añade copos de avena en tu vaso de leche o en tu yogurt.

Si nos realizamos batidos de frutas podemos añadir un poco de avena para lograr una mezcla muy saludable.

Podemos comprar pan de avena o realizarlo nosotras mismas con esta receta de pan de avena con la que necesitamos panificadora.

También podemos incluir la avena en nuestras ensaladas de verano.

A la hora de empanar vegetales, carnes o pescados podemos utilizar avena en vez de pan rallado.

Si quieres comer sano te recomiendo.

Write a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.